Aprobado para las zonas verdes de Carmona; suspenso para la Alameda Alfonso XIII

Celia Reyes / 03-06-2016 13:26:44

La mayoría de nuestros parques se encuentran en buenas condiciones, con zonas infantiles bien cuidadas que propician un ambiente lúdico y estable para los más pequeños. Sin embargo, aún seguimos encontrando, en alguno de ellos, testimonios del mal uso que algunos ciudadanos hacen de estas zonas.

El mantenimiento de las zonas verdes ha sido siempre una de las grandes preocupaciones de muchos carmonenses. La falta de limpieza, el abandono y las nefastas condiciones que caracterizan a nuestros parques han sido una constante en la historia de nuestra ciudad. Desde El Día de Carmona, hemos hecho una ruta por los principales parques y plazas para conocer su actual estado de conservación.

Tras seguir un itinerario por los parques y zonas verdes de nuestra ciudad podemos concluir que la situación ha cambiado favorablemente. La mayoría de nuestros parques se encuentran en buenas condiciones, con zonas infantiles bien cuidadas que propician un ambiente lúdico y estable para los más pequeños. Sin embargo, aún seguimos encontrando, en alguno de ellos, testimonios del mal uso que algunos ciudadanos hacen de estas zonas y desperfectos que aún no han sido subsanados.
Como podemos observar si nos acercamos al pequeño parque que hay detrás del pabellón Pepe Rivas, la zona infantil está adecuadamente conservada, con columpios en buen estado, sin embargo, podríamos destacar la falta de bancos para los adultos que acompañan a los más pequeños a disfrutar de esta instalación, puesto que los más cercanos se sitúan al otro lado de la carretera.

El parque que atraviesa la calle principal del polígono El Pilero también cuenta con buen mantenimiento. No obstante, hay que recalcar la irresponsabilidad y la falta de civismo de aquellas personas que, tras pasar un buen rato bebiendo en dicho lugar, se olvidan de depositar los papales, envoltorios y botellas en el contenedor. Aunque es algo muy básico, debemos recordar que, tras disfrutar de estas zonas al aire libre, todo debe quedar tal y como lo encontramos antes de nuestra llegada. De esta manera, cada ciudadano pondrá su granito de arena en la conservación y mantenimiento de estas zonas fomentando un ambiente limpio y estable.
Quizás sea el barrio del León una de las zonas que cuenta con un mayor número de parques y plazas. 

La mayoría de estos parques cuentan con columpios que se mantienen en buenas condiciones o canastas de baloncesto para fomentar dicho deporte entre los más jóvenes. Sin embargo, es casi una constante encontrar alguna papelera rota en alguno de ellos. Los únicos desperfectos que hemos observado por esta zona se encuentran en el parque de la calle Romero y el nuevo parque sobre el instituto de secundaria Manuel Losada Villasante. El primero de ellos, que al igual que el resto se mantiene en buen estado, posee, sin embargo, una parte de un tronco de árbol que se ha desprendido en el asfalto. Además, al estar situado justo detrás de uno de los bancos se han arrojado restos de comida, latas y envases. 

Este desprendimiento parece no haber provocado ningún altercado aunque se debe vigilar el estado de dichos árboles para prevenir que se pueda producir algún accidente. 

Por otro lado, hemos señalado también la situación del parque localizado sobre las recientes instalaciones del instituto de secundaria. Dicha zona también cuenta con un buen mantenimiento aunque, como ya hemos mencionado, se evidencia en él el mal uso que algunos colectivos se empeñan en hacer de estas zonas, arrojando basura y otros restos y desperdicios por el suelo sin percatarse del daño que ello ocasiona. El único desperfecto observado aquí se reduce a la falta de dos vallas que limitan la zona con el exterior y la abundancia de excrementos en la entrada del parque.

El parque de El Almendral también se mantiene limpio y estable fomentando un clima favorable para la estancia de sus ciudadanos. Es llamativo que este parque sea el único que cuenta con papeleras especiales para depositar los excrementos de los animales garantizando así la conservación del entorno. Por lo demás, no hemos encontrado desperfectos mayores que deban ser reseñados.
Un caso no tan esperanzador es el de nuestra Alameda Alfonso XIII considerada, sin duda alguna, uno de los lugares más emblemáticos de nuestra ciudad. Es una pena que lugares como este, que cuentan con una larga historia y que perviven como patrimonio y lugar de encuentro para todos los carmonenses, se encuentre en unas condiciones tan inestables. Como se puede observar a simple vista, el deterioro que sufre esta zona se debe, principalmente, a las acciones vandálicas que algún colectivo -imagino- se dedica a llevar a cabo. No es justificable que nuestra alameda cuente con desperfectos tales como el derribo de una parte de uno de los sillones, que como sabemos son de ladrillo y no son fáciles de romper, deterioro de la cerámica que compone dichos sillones, pintadas, papeleras rotas, etc. Por lo demás, la alameda cuenta con una exorbitante belleza producida por los árboles y plantas que aportan color y luminosidad al entorno. Es nuestra tarea, como ciudadanos de Carmona, concienciarnos de que debemos mantener y preservar el cuidado y la limpieza de esta zona si queremos que nuestros hijos, sobrinos y nietos puedan disfrutar de esta alameda tan querida y especial para todos.

Los parques que se encuentran en el centro histórico también cuentan, en general, con un buen cuidado y mantenimiento. Además, en alguno de ellos, como es el caso de la plaza de San José, se están llevando a cabo mejoras y se acaba de instalar un parque infantil para el disfrute de los más pequeños.

De esta manera, podemos confirmar que la mayoría de nuestros parques se encuentran en condiciones aptas, con zonas infantiles bien cuidadas y sin desperfectos reseñables. Sin embargo, no debemos olvidar que la preservación y principal mantenimiento de estas zonas debe realizarse por parte de los propios ciudadanos, ya que como se hemos intentado mostrar en el reportaje,  la mayoría de los desperfectos se producen como consecuencia del mal uso y la falta de civismo que nosotros mismos mostramos antes estas instalaciones. Desde el ayuntamiento y desde la ética personal de cada individuo, se debe fomentar un clima de limpieza y responsabilidad para conseguir, de esta manera, que los más pequeños y todos los ciudadanos que acudan a estas zonas pasen un rato agradable en un ambiente limpio y bien conservado.

Comentarios (1)

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema

#1

Empresario
Querida Celia EDUCACION y CIVISMO es lo que falta hoy dia..... cuantos parques han aparecido ya con destrozos y no llevan mas de un mes instalados???