El Santo Entierro sueña con volver a su casa

El Correo de Andalucía / 30-11-2015 19:24:11

La hermandad del Sábado Santo, que recuperó la Iglesia de Santa Ana en los 80 y que ahora ha servido de almacén de obras, sigue en el exilio de San Bartolomé un década después y sin atisbos de la universidad prometida.

Corría el año 1967 cuando un grupo de jóvenes decidió poner en marcha el sueño de crear una nueva hermandad de penitencia en la ciudad. A pesar de las dificultades, en 1975 el Arzobispado da el sí definitivo y comienza a hacerse realidad el sueño. Ya dos años antes, la junta de gobierno le solicita al Ayuntamiento la capilla del Dulce Nombre del antiguo convento de Santa Ana “para constituirlo como nuestra sede, a lo cual el pleno dio el sí con una concesión administrativa en precario”, indica Ramón Rodríguez, antiguo hermano mayor.

Desde su concesión, la hermandad se dedicó a la recuperación del edificio, sobre todo para que fuera nombrado Bien de Interés Cultural (BIC) “como puerta necesaria para la llegada de subvenciones, ya que el Ayuntamiento, por desidia, dejó fuera a este templo en la última catalogación de monumentos”, indica Rodríguez. En 1978, consiguió dicha distinción, gracias en gran parte a Cayetana Fitz-James Stuart por su vínculos con Carmona.

Tal era el mal estado que la bóveda de cañón barroca se derrumbó en 1983. A esta desgracia se unió el parón ordenado desde Palacio los años 95 y 96 para poner orden en las cuentas. Una vez recuperada la tranquilidad, incluida su inclusión en la tarde del Sábado Santo, como antaño, llegó 2006.

CEADE decidió ubicar un campus en torno a Santa Ana, utilizando la misma como paraninfo. La hermandad, en ese momento, se mostró abierta a colaborar, reconociendo la importancia del proyecto. Tal como indica Rodríguez “todo ello conllevaría compartir el templo con la universidad. Mantendríamos su uso en las fechas señaladas, no a diario. Y seguiríamos con el uso exclusivo de la capilla y la casa-hermandad”. Pero es entonces “cuando desde el Ayuntamiento, -gobernado en mayoría por Martín Recio (IU)- se comienza a poner trabas por ser muchos los días en los que la utilizaríamos”. 

Tras un periodo de negociaciones, desde la hermandad decidieron aceptar un solar municipal gestionado por la empresa pública SODECAR, y un montante de 240.000€ “por parte de CEADE, para la construcción de la nueva capilla y casa-hermandad, manteniendo la actual hasta que se hiciera efectiva dicha oferta y con la posibilidad de volver al templo si no se llegara a realizar la Universidad”.

Y ese proyecto no llegó jamás. Según su actual hermano mayor, Manuel Alcántara, “la Iglesia no ha tenido mantenimiento alguno desde octubre del 2006 hasta abril de 2015, cuando se realizó una limpieza por parte del Ayuntamiento. En estos diez años, solo en un par de ocasiones ha servido como almacén de materiales utilizados en las obras públicas de los alrededores”.

Alcántara indica que desde 2005 “la hermandad trabaja y reivindica una sede, bien volviendo a la Iglesia, con las garantías de habitabilidad y durabilidad y el mantenimiento por parte nuestro; o bien la cesión de un terreno definitivo dentro del barrio donde crecimos, pero apoyado por todos los grupos políticos, para evitar estar supeditados a un signo u otro”. 

En definitiva, la corporación del Sábado Santo sigue esperando “que se resuelva el problema que nadie hace por resolver”, afirma Alcántara. “A veces nos sentimos incomprendidos, pues necesitamos una estabilidad, un domicilio que nos fue arrebatado, ya que el anhelo de los hermanos es volver a Santa Ana, pero nunca de una forma precipitada. Queremos un futuro sin desalojos”, concluye su hermano mayor. Que así sea. 

Comentarios (3)

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema

#3

Yosoydecarmona
Espero que tengáis suerte y os ayuden a volver lo antes posible a vuestro templo, de esta manera se haría feliz a un montón de Carmonenes. !!!Suerte!!!!

#2

Replicante
Es cuando menos curioso que en esta nota de prensa, que ha salido en un medio provincial, no se haya contrastado con la opinión del actual equipo de gobierno, sobre todo sabiendo de muy buena tinta que el actual alcalde Juan Avila le ha comunicado en varias ocasiones y hasta por escrito a la hermandad su deseo de que vuelvan de nuevo a la Iglesia.

#1

Leo
De vergüenza lo que se está haciendo con esta hermandad. Lo de Sebas es el colmo de lo que en su día fue la venta de humo el despilfarro y la soberbia, y lo de Cano, otra cosa más de la que pasó, sólo le comportaba el mismo. Juan, arregla este asunto hombre.