Un Domingo de Ramos corto pero lleno de emociones

Celia Reyes / 21-03-2016 13:22:21

La corporación del Domingo de Ramos decidió a las 20 horas adelantar su entrada volviendo hacia el templo por el camino más corto. Aun así, el día señalado en rojo por miles de cofrades se salvó con el discurrir de La Esperanza, que cumple 450 años.

Amaneció la mañana del domingo de Ramos, emoción y nervios a flor de piel para los hermanos de la Real, Ilustre y Fervorosa Hermandad de Ntro. Padre Jesús de la Coronación de Espinas, María Stma. de la Esperanza y San Juan Evangelista. Por fin llegó este día tan esperado y en la Iglesia del Divino Salvador se respira un ambiente de dudas e incertidumbre. Un año más, el tiempo parece querer jugar una mala pasada  justo en estas fechas, puesto que la mañana del domingo de Ramos comienza nublada y lluviosa.

No obstante, esto no supuso ningún problema para los hermanos de la Esperanza ya que como bien señalan muchos de ellos, sin poder contener la emoción, la esperanza es lo último que se pierde. Así, a pesar de las inclemencias del tiempo, la Hermandad de la Esperanza decide realizar su estación de penitencia a la Prioral de Santa María.

La cruz de guía salió puntual de la Iglesia del Divino Salvador dispuesta a comenzar el recorrido por las calles de su ciudad. Nazarenos blancos de capa con capuz morado y capirote corto, ciriales e incensarios acompañan al paso de Cristo, que representa a Jesús en la iconografía de Ecce-Homo. Como novedades principales de este año destacan el dorado de los paños laterales traseros de la canastilla del paso del Cristo, las imágenes de San Juan y San Bartolomé para la capilla de las ménsulas traseras del canasto, la imagen del rey Salomón para cartela del respiradero y la restauración del águila del trono de Pilatos. Tras contemplar el paso de Cristo, las calles del barrio se tiñen, por fin, de verde esperanza. Nazarenos con capuz verde realizan su estación de penitencia junto a María Stma. de la Esperanza. 

A las 20.00h aproximadamente, la Junta de Gobierno, reunida en Santa María, decidió no continuar el recorrido previsto debido a riesgos meteorológicos. Sin embargo, aunque la estación de penitencia fue breve, estuvo llena de momentos verdaderamente conmovedores. Uno de ellos fue, sin duda, el momento de la recogida. La entrada del Cristo de la Coronación en su templo consiguió emocionar a todos los presentes al son de la marcha Sacramento de nuestra fe. Los hermanos costaleros hicieron que el Cristo de la Coronación se luciera al máximo en su recogida y dedicaron su última levantá a la memoria de los que ya no están. Un instante de silencio absoluto en el que sólo se oía la voz conmocionada de uno de ellos, que mencionaba uno por uno a todos aquellos hermanos que a pesar de no estar bajo las trabajaderas, estaban presentes en ese momento tan mágico y especial. 

No podemos olvidar tampoco el momento de la petalá, que perfumó  El Salvador minutos antes de que el paso de palio entrase en su templo. Una lluvia de pétalos caía del cielo cuando María Stma. de la Esperanza se paseaba por su barrio al son de la Banda de Música de Nuestra Señora de Guaditoca, de Guadalcanal, ofreciéndonos una de las escenas con más belleza de la noche.

A las 21.30 de la noche, finalizó la estación de penitencia de la Hermandad de la Esperanza en este domingo de ramos del 2016. Los hermanos de la Esperanza no tendrán que esperar mucho para volver a revivir este momento ya que la Hermandad está de aniversario. Este año se cumplen 450 años de la aprobación de sus primeras Reglas, aprobadas el 15 de junio de 1566. Con motivo de este acontecimiento, se celebrarán actos extraordinarios que dejarán constancia de este hecho histórico.

Comentarios

Para poder insertar comentarios debe estar registrado en el sistema